Finaliza esta agonía

A tres semanas del Ocean Lava por fin puedo volver a entrenar.

La lumbalgia que me ha tenido 4 días de reposo forzado, desde el domingo hasta el miércoles, ha remitido y por fin he podido entrenar con ganas, esforzándome y sintiéndome bien. Me tenía preocupado ya que el dolor del pinzamiento del sábado que me hizo ir a urgencias a que me pincharan me tenía preocupado y han sido unos días un poco “agónicos” pensando que no llegaría en condiciones.

Ayer jueves fue mi primer día de entreno, en el que no quise forzar y salí a rodar con la flaca para evitar los baches con la mtb y no correr para evitar rebotes en la espalda. Terminé la mañana con 52km que me sirvieron para volver a sentir cargadas las piernas, ya lo echaba de menos, y por la tarde 1h de bici estática para soltar un poco. En ambos entrenos las sensaciones fueron buenas, así que esta mañana me he vuelto a calzar para la flaca y me han salido 67km mucho más duros que los de ayer, donde he repetido 2 veces un recorrido en subida de 8km haciendo la bajada por le mismo sitio, una carretera secundaria con poco tráfico y un asfalto decente. Eso sí, si necesitas parar a tomar algo, olvídate, por allí no pasa ni el autobús.

Para el fin de semana seguiré evitando la mtb, la carrera y la natación, ya que el arqueo de la espalda me da miedo forzarlo, y prefiero tener otros dos días más de “recuperación”, y repetiré de nuevo el mismo recorrido de hoy, pero haciendo más series de la subida y así ir acercarme un poco más a los 90 del 1/2IM e ir recuperando la forma de las piernas para la carrera y natación del lunes.

La próxima semana os cuento como han ido los entrenos y las sensaciones, y ya sólo estaré a dos semanas de mi debut. Noto que he cogido buena forma, pero nervioso no os imagináis cuantos llevo…

Nos vemos en la próxima entrada al blog

Aflojar para coger carrera

Esta última semana la consideraba perdida porque he entrenado menos, ha sido sin buscarlo, falta de tiempo, los JJOO ;-), obligaciones laborales y un turno de trabajo más largo han hecho que tuviera menos tiempo para entrenar, pero me he dado cuenta que no me ha venido nada mal, ya que esas horas de menos me han servido para descansar un poco y he notado que los entrenos que he hecho han sido con mucha calidad, pudiendo esforzarme mucho durante los tiempos completos y notando como llego más fresco al final de ellos.

A esto, hay que sumar que he hecho más comidas con hidratos de lo que hago habitualmente, y entre la disminución de las horas y el aunmento en la alimentación, he conseguido encontrarme mucho mejor para poder empezar mañana la última etapa de los entrenos, así que lo que estaba considerando una semana perdida al final ha sido un pequeño parón para coger carrera, ya que serán cuatro semanas duras en las que espero poder hacer todo lo que tengo pensado, entrenos largos intercalados con otros más técnicos y de fuerza, podré asistir a todas las clases de circuit training y eso me está ayudando a coger mucha fuerza en las piernas.

Estoy a 5 semanas justas del Ocean Lava, y la última será la que viaje a Lanzarote para estar allí sin prisas, sin agobios, y entrenando calmado, rodando suave y nadando en la que será “la piscina” de la prueba. Hasta esa semana, los días que me quedan en Fuerteventura tendré que esforzarme todo lo que me dé el cuerpo, haré sesiones de 6 días y uno de descanso, espero llegar al menos, con las mismas fuerzas con las que me encuentro ahora.

Acepto sugerencias sobre el entreno de este último mes y de la semana previa a la carrera. Muchas gracias a todos.

Os mantendré informados.