Vamos a contar mentiras…!!!

La salida de hoy me ha hecho recordar esos ratos en los trayectos del bus del cole en el que cantábamos aquello de “Vamos a contrar mentiras, tralará, vamos a contar mentiras…”

La razón de acordarme de eso??? Fácil, la común frase aquí donde vivo, en Fuerteventura, de “en Fuerteventura NUNCA llueve”. Pues bien, sí que llueve, y si te pilla en bici, a 40km de casa, por suelos arcillosos, y con ruedas muy rodadoras, con tacos pequeños y juntos porque “aquí nunca llueve”, después de 10 min rodando en ese barro pegajoso, con la espalda chorreando, y el agua metiéndose por los agujeros del casco, te pones a pensar en cosas, y hoy me dio por pensar en esos momentos en el autobús del colegio.

Esta semana doy por finalizado el entreno de bici, he salido los 4 días, sumando muchos km de btt, y mi horquilla está pidiendo una revisión YA, se va hundiendo poco a poco a medida que circulas y no recupera su recorrido a menos que tire de ella a modo de caballito, y mi culo, pues también agradecerá que el resto de la semana lo dedique a correr y le deje descansar un poco a él. Los km hechos están y todos suman para el entreno del IM Lanzarote.

Es cierto que es tener muy mala suerte, llevamos un año rodando con viento de norte, sin lluvias, muy muy poca lluvia, y a falta de una semana para FUDENAS (Fuerteventura DE Norte A Sur), cambia el viento, se mete de sur-oeste y en la isla que nunca llueve amenzan tormentas y agua para el día de la carrera. Por los turnos del trabajo no la podré hacer, pero para todos los participantes y mis colegas, es una putada y gorda, esperemos que les cambie el tiempo, que les respete la lluvia y el viento y puedan rodar los 150km cómodos!!!

Menos es mas!!!

Hoy he comenzado otra semana con una salida en BTT, después de haber cerrado una semana dura y completa, aumentando volumen y ganando fondo poco a poco, aunque aún sufriendo en las distancias largas. El caso es que me queda una semana menos para lo día D, lo que implica una semana más ya entrenada, de aquí el título de la entrada del blog de hoy.

La salida de hoy en bici estaba planeada en 85km, por un cambio del trabajo de un compañero de última hora, la hemos dejado en 70, y como iba a ser más corta, y suave ya que están en la última semana de rodar para la FUDENAS que es el sábado, salí en ayunas con la intención de rodar suave todo el camino, pero el día soleado, con el mar al lado, una suave brisa nada molesta hizo que nos emocionáramos y que sacáramos una media demasiado rápida, y la vuelta de 25 km con viento en contra me dejaron fundido y el señor del mazo me vino dando los últimos 15km sin parar, sudores fríos  sin fuerzas en las piernas, temblores en los brazos, fatal, total, que menos alimentación más pajarón, así que doble motivo para el título de hoy.

Ahora, después de haberme metido un desayuno en condiciones en casa, y estando ya mejor, cuidado con las salidas en ayunas tan largas, unos km están bien, tantos km sin comer NO.

Lo que me queda de semana espero que salga en km muy parecidos a la pasada, espero rondar los 40 en carrera, 200 de bici, algunas clases de circuit y de total trainning, y de momento nada de agua, que está curando el tatuaje. 😉

Nos vemos entrenando.

Genios en la sombra!!

Por alguna razón, no todas las personas son capaces de vencer la pereza de una forma fácil y necesitan buscar estímulos que les ayuden a levantarse del sofá y comenzar a hacer ejercicio.
Estímulos de los que hablo hay muchos, fijarse en ídolos (no conviene tenerlos, porque tarde o temprano te defraudarán), en grandes logros de algunos deportistas, en records del mundo, todo eso está muy bien, pero está lejos de lo que la mayoría lograremos, más que nada, porque no vivimos del deporte y hay que dedicar mucho tiempo a trabajar y no hay tanto para el ejercicio.
Hay más estímulos, libros, biografías de grandes genios del deporte que han escrito célebres frases que día tras día vemos en publicidad, en esos libros nos narran sus comienzos o momentos concretos novelizando las historias y haciéndolas para nosotros tan especiales como lo fueron para ellos, pero sigue siendo gente que juega en otra liga, da igual que hablemos de atletas, ciclistas, futbolistas, …, y en determinados momentos, cuando leemos alguno de estos libros y la euforia se apodera de nosotros y logra sacarnos a correr, vemos que los tiempos y volúmentes de entreno sin “morirnos”, las velocidades que alcanzamos y los ritmos que mantenemos están a años luz de lo que hemos leído y volvemos a necesitar otro estímulo que nos vuelva a sacar a la calle.
Leyendo muchos de estos libros y viendo muchos vídeos de estos “super” deportistas, sin querer me encontré con una biografía que sin duda me impactó, Monique van del Vorst. Leía como había transcurrido su vida de deportista y no daba crédito, y luego pensaba en mi mismo y me daban ganas de abofetearme. Cómo podía ser que yo, sin ningún problema físico me quejara tanto de los entrenos, de los madrugones, de los dolores de piernas, que si agua fria, …
Personalmente, desde que conocí esta historia, me fijo mucho más en esa gente que no es famosa y que su camino no ha sido precisamente de rosas (no quiero decir que el de los demás haya sido fácil), me fijo mucho más en gente como ella, en la capacidad para vencer esa pereza desde una posición bastante más dificil que la mia y que viendo las cosas que se pueden conseguir con disciplina y constancia me ayudan a entrenar un poco más cada día.

Por si ese nombre también es nuevo para vosotros, os copio de la wikipedia lo que dice:

Monique van der Vorst (Gouda, 20 de noviembre de 1984) es una ciclista holandesa. Ha conseguido dos medallas de plata en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 en la modalidad de “bicicleta de mano” en la primera vez que dicha disciplina se disputaba en categoría femenina; 3 veces Campeona del Mundo de “bicicleta de mano”; y Campeona del Mundo de Ironman para discapacitados en el 2009. Obteniendo el premio a la mejor deportista con discapacidad del año 2009.

Tras una sorprendente recuperación a lo largo de los años 2010-2011 debutará como profesional en el equipo femenino del Rabobank en el 2012.

A los 13 años perdió la movilidad en la pierna izquierda, después de someterse a una operación en el tobillo debido a las continuas lesiones por jugar a hockey, y progresivamente fue perdiendo movilidad en el resto del tronco. Encontró una salida en los triciclos especiales paralímpicos que se impulsan con las manos y poco a poco fue progresando consiguiendo victorias. Sin embargo, esa progresión se vio parada tras sufrir un gravísimo accidente de tráfico contra un coche en Tampa aunque tan solo 4 meses después se presentó en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 con un collarín ganando dos medallas de plata. En el 2010, en su preparación hacia los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, sufrió un accidente en Mallorca al impactar contra una bicicleta convencional que sorprendentemente la hicieron recuperar su movilidad lo que hizo que empezase a ser rechazada en pruebas para discapacitados. Aunque intentó dedicarse a la maratón pronto volvió a la bicicleta, esta vez convencional, y tras comprobar en largos entrenamientos que estaba totalmente recuperada fue fichada por el mejor equipo del mundo femenino, Rabobank (anteriormente llamado Nederland Bloeit), para el 2012, donde comparte equipo con una de las mejores ciclistas del mundo, Marianne Vos.

Camino hacia el IM

Hoy he dado por terminados los entrenos de esta semana, ha sido una semana buena para poder entrenar por el tiempo libre del que disponía, y he podido aprovechar casi todos los ratos que había planeado.

Aunque ha sido una semana dura debido al parón que hice después del Ocean para recueperar no sólo el físico, sino también el tiempo libre, me han gustado las sensaciones en las jornadas largas, aunque tengo ganas de recuperar el fondo del todo y volver a rodar y correr en jornadas maratonianas sin sufrir como lo estoy haciendo ahora.

Esta semana de “vuelta al curro” lo he notado sobre todo en las piernas, donde veía que se cargaban antes de la cuenta, que justo antes del Ocean hubieran aguantado más tirón, y ahora, cuando por el reloj estoy a medio camino del entreno las piernas comienzan a quejarse, y si trataba de tirar ellas decían que no, pero eso se soluciona con más entreno, así que poco a poco hasta volver a coger la forma y el ritmo.

Mañana me toca día de descanso, que me vendrá genial despues de la jornada eterna de ayer y los metros de agua de esta mañana para despertar, y el lunes poder sufrir después de haber recuperado aumentando volumen poco a poco hasta que no me queden horas en el día.

Espero estar con todo el fondo y forma recuperados a mediados finales de noviembre para no aflojar hasta el Challenge de Fuerteventura, que será el previo al IM de Lanzarote.

Lo peor y lo que más agobiado me tiene es que vamos de cara al invierno y los días cada vez son más cortos, lo que me resta tiempo de entreno de bici por la calle (de noche no ruedo), así que creo que va a ser un invierno que oirá quejarse a mi rodillo casi a diario, así que BKOOL, vete preparandote, que en nada, te toca a ti.

Nos vemos entrenando.