Cerrada semana de carrera y nuevo intento 3×100

El domingo finalicé la semana con una carga importante de carrera, donde corrí todos los días menos lunes y jueves, sacando totales diarios de 8 + 20 + 20 + 18. A esto hay que sumar los 150 km de bici (creo) y los 6000m de agua que hice para soltar.

La dedicación casi exclusiva a correr tuvo dos razones, la visita a mi hermano a Lanzarote (no pude llevarme la bici) y aprovechar para correr la primera vuelta que tendré que realizar en el Ironman y “explorar” una vez más el terreno. Sigue siendo para mi, la parte más dificil, la que menos me gusta y con la que menos disfruto, si a eso sumamos que llevaré una carga en las piernas de 180kilómetros de bici, cada vez que lo pienso me siguen temblando las piernas.

La semana pasada, por motivos de la lluvia y del terreno de la isla, no pude realizar los 300km de mtb que me había planteado, pero esta semana lo vuelvo a intentar, y mañana comienza la primera etapa.

Hoy, a modo de calentamiento hice 55km fáciles, para soltar un poco las piernas después de la paliza de carrera que me había dado estos días y que las piernas se adaptaran a la bici y dejaran de pensar en correr.

Tambien he mirado el tiempo y parece que en esta ocasión la lluvia me va a respetar, no así el viento, que está cambiando y según aemet saldré con viento de norte (en contra), y a media mañana cambiará a sur (haré la vuelta en contra), eso me bajará la media y me dejará un calentón de piernas notable, pero para eso estamos, hay que acostumbrarse, la isla es así, y el viento forma parte de ella.

Las salidas de los 100km de mtb las haré por las mañanas, para dedicar el medio día a unos metros de agua y las tardes a correr, serán unos días de carga importante, pero el día “D” está cada vez más cerca y no me puedo dormir en los laureles.

Y ya por último acabar felicitando a Javi (Olea), creador del blog http://aristacimera.blogspot.com.es/, que este finde pudo ser finisher de la Maratón de Sevilla. En su blog podéis leer los enternos que se curró y lo que se consigue siendo disciplinado. Felicidades Javi.

Nos vemos entrenando.

Anuncios

Abortado, pero no cancelado…

Hoy tocaba la segunda etapa del 3×100, pero las inclemencias del tiempo se pusieron en mi contra.
Las lluvias de la tarde anterior, más las de la noche, sumadas a la que caía mientras rodaba hicieron imposible el avance.
El suelo arcilloso hace que se vaya pegando a las ruedas, horquilla, cambio, vainas, …, hasta q pedalear se vuelve imposible. Una pena porque salí con ganas, pero tardé 2h50′ en hacer 34km, de los cuales 12 fueron volviendo por carretera a 35-45 km/h, la ida se convirtió en imposible, buscando palos cada 400 metros para limpiar los pasos de rueda y poder seguir otros metros.
Para mañana estará igual, así que el 3×100 lo he aplazado para la próxima semana, que tengo los días de descanso para volver a intentarlo, espero que el tiempo me respete. Para 4 días que llueve en Fuerteventura, me va a tocar justo en esta fecha.
Así que cambiaré los entrenos de mtb por doble running y gym.
Nos vemos entrenando.

Un descanso para bajar de 4 min…??

Hoy se suponía que tenía que ser un día para recuperar un poco, para soltar piernas con una carrera suave y nadar 4000 tranquilos, quería recuperar un poco para poder apretar fuerte los 3 días siguientes, en los que haré 3×100 con la MTB, más carrera suave por la tarde, pero salí con el reloj puesto, y el GPS del Garmin me iba diciendo que llevaba ritmos de 4:30 (para mi no es habitual ver eso en el reloj), y más habiendo hecho esos ritmos en los 12k de ayer, hoy volvía a estar igual, así que me propuse mantenerlos por ver si aguantaba los 6 kilómetros igual, y las piernas iban solas, bien, sin dolores, sin sobre cargas, de respiración y pulsaciones me notaba bien, sin problemas, así que seguí apretando con la intención de rebajar el tiempo del último km que hice el día anterior que me había salido en 4:08, y viendo que las piernas respondían apreté más y por primera vez, en un carrera que no fuese una serie, en una carrera continua, consigo bajar de 4 min un kilómetro, en concreto 3:56, llegué satisfecho y con una sonrisa tonta a hacer el tramo de agua que me quedaba para acabar la mañana y recuperar el resto de la tarde para poder darle caña mañana.

Aún no sé cuál ha sido el factor que me ha hecho bajar entre 15 y 20 segundos los ritmos por kilómetro, hasta ayer, mi ritmo habitual era de 5min/km y si me esforzaba mucho podía llegar a 4:50 pero sufriendo en exceso, por razones del cansancio y de haber hecho 8 días de entreno sin descanso, me vi obligado a parar 2 días, después de esos dos días de parón forzado y sintiendome mal por ello, los tiempos han bajado. Necesitarían las piernas un descanso y que me saltara la dieta uno de ellos?? Pues parece que sí, igual tengo que escuchar más lo que me dice el cuerpo, espero que los ritmos no empeoren excesivamente y que pueda mantenerme en ritmos de 4:40 habitualmente con el mismo esfuerzo que antes lo hacía a 5:00.

Os dejo los ritmos de los 12k de ayer y de los 6k de hoy.

   

Hoy estoy a 62 días del Challenge de Playitas y a 90 días del ansiado Ironman, lo que supone 80 días de muchísima carga, 80 días de mucho sufrimiento, 80 días en los que mi vida serán el trabajo y los entrenos y no tener casi tiempo para nada más, pero prometo recuperar el tiempo perdido.
Nos vemos entrenando

Sigue habiendo cosas que no tienen precio

Llevo ya una semana larga con mi nuevo juguete, el pulsómetro 910XT de Garmin, hasta ahora nada negativo que decir de él, la primera prueba de batería me dio algo más de 15 horas de entreno, más los tiempos que he estado “toqueteando” en casa y los tiempos de descargar de datos del reloj al PC, y viceversa, ya que he creado planes de entreno en connect.garmin.com que posteriormente he descargado en el reloj, por lo que el tiempo de funcionamiento sí que se aproximará a las horas que dicen que dura, veremos en las siguientes baterías las horas que me da, ya que no tendré que toquetear tanto.

Estos días han sido de mucha carga, haciendo triples sesiones de entreno, combinando fuerza, resistencia, mezclando ejercicios para entrenar las transiciones y haciendo tiradas largas de carrera, 16-17k después de haber estado dando caña a las piernas en la bici o en el gym, para terminar el día con sesiones de 4000 de agua y relajar un poco.

A pesar de surir en días de entrenos largos, con el viento que está pegando en la isla, tanto la bici como la carrera se hacen duros, muy duros, pero como suelen decir por ahí, no hay dolor, y todo está en el coco, así que, lo mejor es dejar de pensar en el dolor y correr, olvidarte de lo que se sufre y correr, evadir la mente y seguir corriendo, poco a poco te comes los km y cuando te das cuenta estás a 15min de casa y ya lo tienes hecho.

Para poder pensar en otra cosa, la carrera de estos días la he hecho cambiando de ruta, un camino nuevo ayuda a mirar el paisaje y no pensar en lo que te queda, que es lo que sucede cuando te conoces el camino, si a eso añades que la ruta nueva que he cogido es un camino a escasos metros del agua, pues ayuda más aún, el batir de las olas del mar picado de estos días acompañaba al viento que sopla fuerte, pero a pesar de lo duro que se hacía correr en contra, el rugido de las olas, la espuma, y ruido de las rocas arrastrándose en el fondo me distraían bastante y fue un pequeño empujón en las carreras que me he pegado, hicieron un poco labor de paraviento ficticio, ya que mientras corría miraba la espuma blanca y eso no me dejaba pensar en las piernas, ni en el viento en contra, ni en las pulsaciones, simplemente corría.

Pocas cosas nos quedan hoy en día, que siendo tan baratas, no tengan precio, y la costa de Fuerteventura es una de ellas.

Nos vemos entrenando