Marcando el ritmo

Hasta hoy han sido las pruebas deportivas y mi rendimiento físico los que han marcado los ritmos de entreno y descanso y me ha ido bien, los resultados no han sido de campeón del mundo, esos juegan en otra liga.
Conseguí todo lo que me propuse, fue despacio, cada cosa a su tiempo, pero los resultados iban llegando, el sufrimiento y el sacrificio daban sus frutos. Año y medio de entrenamientos constantes me dejaron completar dos medios Ironman y el ansiado Ironman.

Una aventura que comenzó en las navidades del 2011-2012 y que tuvo su guinda del pastel en mayo de 2013 entrando y meta y consiguiendo el deseado FINISHER del Ironman de Lanzarote rodeado de la familia y apoyado via teléfono (whatsapp, facebook, twitter, …) por un montón de amigos.

Cuando empiezas en esto todo el mundo te habla de ese día, que no se olvida, que se sufre, que se llora, que se ríe, que recuerdas muchas cosas que has pasado para llegar ahí y muchas cosas que perdiste por querer llegar hasta ese momento, y por muy duro que sea, nadie se arrepiente, muchos nos lamentamos y juramos no volver, pero rápido se pasa ese sentimiento y comienzas a pensar en bajar el tiempo para el próximo año. Pues sí, todo eso me lo habían dicho muchos, y tal cual, paso por paso, sucede, me faltó llorar en la meta, pero creo que ya no tenía fuerzas.

Después del Ironman mi siguiente gran reto era cruzar los 15km que separan Lanzarote de Fuerteventura. Me tenía que centrar en nadar y nadar y nadar. Me tomé 2 semanas de merecido descanso después del Ironman y retomé los entrenos de mtb y agua. Todo parecía ir bien. Pero no, mi rodilla derecha ha decidido descansar más tiempo que yo.

Poco después de volver a la rutina del entrenamiento ha empezado a quejarse como nunca, un pinchazo en la parte baja y externa de la rodilla derecha consigue hacerme parar y que sea imposible correr más de 2-3km, no me deja hacer más de 60km de bici cómodo y a partir de 80-100 el dolor el potente y nadando, si bato mucho de piernas más de dos horas se hace dificil.

Debido a eso, he decidido no presentarme a La Bocaina, el tatuaje ese lo dejo pendiente, no olvidado, sólo pendiente, porque me gustaría intentarlo algún año.

De momento toca ir al fisio, trauma, y un sin fin de actividades que nunca pensé que haría por obligación.

Así que, a partir de hoy, mis ritmos, quedan de mano de mi rodilla, se ha vuelto la jefa y sus deseos se han convertido en órdenes.

Nos vemos entrenando.

Anuncios

Camino hacia el sado

Hoy, después de varios días, concretamente una semana en la que mi culo ha saboreado las mieles de paraiso, una semana larga probando la suavidad de los cojines y edredones de plumón, sofá de piel y colchón de latex, el pobre se ha vuelto a reencontrar y catar la dureza del cuero.

Será esto el comienzo de un camino hacia el sado?? Si eres ciclista estarás conmigo en que es un sufrimiento del que se disfruta, un sufrimiento aceptado, tanto, que se llega a ignorar y sólo nos fijamos en la belleza del camino aceptando con gusto todo el castigo de la ruta elegida, a modo de sumiso dominado cruelmente, y sinceramente me da miedo que esto vaya a mas, pero no, no creo que llegue a esos extremos y espero y ansío que este sufrimiento voluntario no salga del mundo deportivo, y el cuero de hoy ha sido el del sillín de la bici.

Aún así, hoy, lo echaba de menos, necesitaba volver a salir en bici, 10 días sin tocar una bici, y la mtb más tiempo, han sido suficientes para volver a dar pedales con ganas, una ruta habitual, 55km sin matarnos, comentando y charlando todo el camino para comenzar a rodar y empezar la puesta a punto para la siguiente aventura.

Mañana volveré a darle un respiro a mi culo y lo dedicaré a nadar, tengo que hacer muchos metros y después de un día de mtb será una buena recompensa para las piernas.

Genios en la sombra!!

Por alguna razón, no todas las personas son capaces de vencer la pereza de una forma fácil y necesitan buscar estímulos que les ayuden a levantarse del sofá y comenzar a hacer ejercicio.
Estímulos de los que hablo hay muchos, fijarse en ídolos (no conviene tenerlos, porque tarde o temprano te defraudarán), en grandes logros de algunos deportistas, en records del mundo, todo eso está muy bien, pero está lejos de lo que la mayoría lograremos, más que nada, porque no vivimos del deporte y hay que dedicar mucho tiempo a trabajar y no hay tanto para el ejercicio.
Hay más estímulos, libros, biografías de grandes genios del deporte que han escrito célebres frases que día tras día vemos en publicidad, en esos libros nos narran sus comienzos o momentos concretos novelizando las historias y haciéndolas para nosotros tan especiales como lo fueron para ellos, pero sigue siendo gente que juega en otra liga, da igual que hablemos de atletas, ciclistas, futbolistas, …, y en determinados momentos, cuando leemos alguno de estos libros y la euforia se apodera de nosotros y logra sacarnos a correr, vemos que los tiempos y volúmentes de entreno sin “morirnos”, las velocidades que alcanzamos y los ritmos que mantenemos están a años luz de lo que hemos leído y volvemos a necesitar otro estímulo que nos vuelva a sacar a la calle.
Leyendo muchos de estos libros y viendo muchos vídeos de estos “super” deportistas, sin querer me encontré con una biografía que sin duda me impactó, Monique van del Vorst. Leía como había transcurrido su vida de deportista y no daba crédito, y luego pensaba en mi mismo y me daban ganas de abofetearme. Cómo podía ser que yo, sin ningún problema físico me quejara tanto de los entrenos, de los madrugones, de los dolores de piernas, que si agua fria, …
Personalmente, desde que conocí esta historia, me fijo mucho más en esa gente que no es famosa y que su camino no ha sido precisamente de rosas (no quiero decir que el de los demás haya sido fácil), me fijo mucho más en gente como ella, en la capacidad para vencer esa pereza desde una posición bastante más dificil que la mia y que viendo las cosas que se pueden conseguir con disciplina y constancia me ayudan a entrenar un poco más cada día.

Por si ese nombre también es nuevo para vosotros, os copio de la wikipedia lo que dice:

Monique van der Vorst (Gouda, 20 de noviembre de 1984) es una ciclista holandesa. Ha conseguido dos medallas de plata en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 en la modalidad de “bicicleta de mano” en la primera vez que dicha disciplina se disputaba en categoría femenina; 3 veces Campeona del Mundo de “bicicleta de mano”; y Campeona del Mundo de Ironman para discapacitados en el 2009. Obteniendo el premio a la mejor deportista con discapacidad del año 2009.

Tras una sorprendente recuperación a lo largo de los años 2010-2011 debutará como profesional en el equipo femenino del Rabobank en el 2012.

A los 13 años perdió la movilidad en la pierna izquierda, después de someterse a una operación en el tobillo debido a las continuas lesiones por jugar a hockey, y progresivamente fue perdiendo movilidad en el resto del tronco. Encontró una salida en los triciclos especiales paralímpicos que se impulsan con las manos y poco a poco fue progresando consiguiendo victorias. Sin embargo, esa progresión se vio parada tras sufrir un gravísimo accidente de tráfico contra un coche en Tampa aunque tan solo 4 meses después se presentó en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 con un collarín ganando dos medallas de plata. En el 2010, en su preparación hacia los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, sufrió un accidente en Mallorca al impactar contra una bicicleta convencional que sorprendentemente la hicieron recuperar su movilidad lo que hizo que empezase a ser rechazada en pruebas para discapacitados. Aunque intentó dedicarse a la maratón pronto volvió a la bicicleta, esta vez convencional, y tras comprobar en largos entrenamientos que estaba totalmente recuperada fue fichada por el mejor equipo del mundo femenino, Rabobank (anteriormente llamado Nederland Bloeit), para el 2012, donde comparte equipo con una de las mejores ciclistas del mundo, Marianne Vos.

Nueva equipación

Ayer por la tarde recibí la nueva equipación de BKOOL que gané por hacer los últimos 40km de las últimas (creo que 12) etapas del Tour de Francia.

Esta mañana tocaba probarlo, y la equipación está genial, al nivel de su rodillo. Lo que no ha estado tan bien ha sido el tiempo, que amaneció nublado y haciéndonos creer que nos permitiría un día fresco de bici, pero se transformó en un día ventoso y racheado que terminó con un aguacero con gotas del tamaño del océano!!!

Gracias BKOOL, ya estoy deseando que llegue el siguiente Tour!!!

Basta YA!!!

Hasta cuando vamos a seguir así??
Cuándo se pondrá castigo a los conductores irresponsables??

O es que al hablar de ciclistas, basta que nos digan “ponte casco”?? Claro, como el casco me salvar del resto de roturas y de la muerte porque un conductor irrespetuoso se piensa que yo no tengo derecho y que es mucho más importante que él no pierda velocidad a arrojarme a la cuneta…

Ya empieza a ser cansino el tema, ver todos los días muertes y accidentes de ciclistas en los medios, y se sigue sin buscar una solución. Pero de verdad “molestamos” tanto?? Y si es así, qué os molesta de verdad?? Mi bici o que yo me haya decidido a hacer deporte y utilizar un medio de transporte ecológico y tu aún no hayas tenido huevos??

Muchos conductores, y me refiero a MUCHOS, siguen pensando que la culpa es nuestra (de los ciclistas) por ir en pareja, bien señores, sepan que no sólo está permitido desde hace mucho tiempo, sino que está recomendado por la DGT.

Señor conductor, si ve a un ciclista, SEPÁRESE, y si en ese momento no puede, ESPERE a cierta distancia por detrás de ellos, verá que en pocos metros puede volver a su ritmo de velociad y con ello no habrá perdido ni usted mucho tiempo ni le habrá hecho perder la vida a nadie.